Cómo persuadir al cliente para que compre

persuadir al cliente para que compre

Cómo persuadir al cliente para que compre

Para persuadir al cliente para que compre el producto o servicio ofrecido existen diferentes técnicas. No obstante, el primer punto importante para ganarse al cliente, es  que sienta empatía con el vendedor.  La confianza en su interlocutor abre la posibilidad de generar una venta. A esto se suma dar buena atención al cliente.

Muchos marketers han desarrollado técnicas para que el cliente compre, aunque todos coinciden en el arte de la persuasión. Esto se logra por medio del buen uso de la palabra, una técnica que todos conocen, pero que no todos saben aplicar.

Ser recíprocos

Dar algunas concesiones, crea en el cliente una “obligación” al quedar en deuda en forma recíproca. El cliente se llevará la idea de que ha tenido una concesión exclusiva para él.

Ser coherentes

Los compromisos que se asumen en lo que se le ha dicho al cliente, deben ser coherentes. Así, posteriormente poder cumplir sin que haya cambios ni diferencias con lo pactado. Para el cliente, esa imagen de coherencia es muy importante, sobre todo si lo que se pretende es fidelizarlo.

Ser simpáticos

Es importante hacer sentir bien al cliente, y la simpatía es la mejor forma de hacer sentir empatía. Ser simpáticos con el cliente, es una forma poderosa de despertar su confianza. Si el cliente no confía, no se realizará la venta.

Compartir los comentarios de los clientes

En las redes sociales y en el blog es conveniente mostrar los comentarios de los clientes satisfechos. A través de estos testimonios se puede convencer a nuevos potenciales clientes. Por lo general, cuando se ve un comercio que está lleno de gente, lo más seguro es que despierte curiosidad y se lo visite. Los testimonios de clientes conformes con la operación y la marca, lograrán el mismo efecto.

Es muy importante, tener presente que estos principios, no solo deben ser tenidos en cuenta por el vendedor, sino que por toda la cadena de ventas. Si alguno de los eslabones falla, el cliente puede sufrir una decepción y nunca más comprará ese producto.

¿Cuáles son las técnicas de persuasión’

Las técnicas de persuasión para incentivar un cliente a la compra son algo complejas, pero no lo suficiente como para que alguien no las pueda aplicar. Se trata de influir en otras personas para que hagan lo que se les sugiere, y para ello, los argumentos deben tener solidez.

Estas técnicas contienen una combinación de información, razonamiento y algo de psicología. No es aceptable tratar de convencer al cliente con engaños o mentiras, las consecuencias pueden ser graves e irreversibles.

  • Comprender al cliente
  • Saber lo que necesita
  • Crearle la necesidad de comprar el producto

La consigna es lograr cumplir estos tres puntos. Para ello es necesario conocer muy bien el producto ofrecido, demostrar pasión por el, y crear la necesidad del cliente hacia el mismo.

  • Una buena técnica para ganar la atención del cliente es contar historias, siempre relacionadas al producto. Puede ser con testimonios que contaron otros clientes, o con historias personales que incluyan el producto ofrecido.
  • Además de las historias, presentar pruebas de lo que se está planteando, es otra forma de vender. Si el cliente puede probar en forma personal las bondades del producto ofrecido, los “discursos” se acortarán significativamente. Es el ejemplo de un automóvil, si el cliente puede hacer una prueba de manejo, seguramente cerrará la compra. Lo mismo sucede con un producto comestible, por eso se hacen las degustaciones.
  • Aunque las comparaciones son odiosas, comparar el producto con el de la competencia es una forma de demostrar que es mejor. Para esta técnica, es importante estar convencido de dicha superioridad, para que el cliente compre el producto.
  • También ser disciplinados, tanto en lo que se dice, en la imagen y en la forma de actuar, no cambiar nunca esos detalles.
  • Algunas técnicas de ventas se basan en persuadir en base a lo negativo. Presentan al cliente la consecuencia que puede generar no comprar el producto ofrecido. Por ejemplo, una compañía de seguros, pone énfasis de lo que puede ocurrir si no se posee una póliza que cubra ciertos daños.
  • Es importante jamás mostrarse agresivos ni presionar al cliente para realizar la venta. Quienes son agresivos, no tienen ninguna posibilidad de completar una operación mercantil.
  • Tampoco sirve repetir un discurso hasta el hartazgo, lo que se conseguirá es aburrir o cansar al posible cliente y que desista de la compra

Es primordial que para persuadir al cliente para que compre, se tenga convicción y seguridad sobre el producto y sobre el mensaje que se comparte. Esta confianza es necesaria  para poder convencer a los demás.

No hay que olvidar que un cliente satisfecho por una compra puede llegar a ser embajador de la marca

¡Compartir es demostrar interés!

¿Qué te pareció la nota? Por favor, dejanos tu calificación.

Sé el primero en dejar un comentario

Queremos saber tu opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Suscribirse al newsletter