Los 9 tipos de clientes que existen: ¿cuál es el tuyo?

tipo de cliente

Los 9 tipos de clientes que existen: ¿cuál es el tuyo?

Cuando lo que se pretende es vender, se debe tener en cuenta que hay diferentes tipos de clientes. Para diferenciarlos sin ser psicólogo, se los puede catalogar por su nivel de dificultad para convencerlos de la venta. 

Una correcta atención  genera un cliente satisfecho que se puede convertir en un cliente fiel.

Los clientes simples y fáciles de atender son escasos, pues son aquellos que entran en un negocio con la decisión de compra ya tomada. Sea que su convencimiento se haya logrado por medios propios o que sea usuario habitual de determinada marca.

Los tipos de clientes que existen son variados. Se definen según sus características y pueden ser:

1. Fieles

Muchos los llaman apóstoles, porque son los que, no solo compran siempre en un negocio, sino que además lo recomiendan. Son los clientes que están “casados” con determinada marca o empresa, y no la cambian bajo ningún aspecto.

2. Los que saben todo

Son los clientes autosuficientes, que siempre pretenden tener la razón, y si esto no sucede, crearán una discusión. Este tipo de clientes es uno de los más difíciles, pues es el eterno descontento con todo lo que compra.

Para atenderlo, lo importante es dejarlo que él hable, pues seguramente él conoce todas las respuestas. Lo más recomendable es que él mismo haga todas las preguntas, y que él cierre la compra. Que sienta que no se le está vendiendo algo sino que él realiza la compra por su propia decisión.

3. Impacientes

Es el que no le gusta esperar, y estará mirando el reloj mientras se lo atiende. Al despertar incomodidad, tanto en el que lo atiende como en los demás, es complicado de satisfacer.

impaciente

Muchas veces creen que se los debe atender primero, y que ellos no tienen por qué esperar. Para su atención, es conveniente darle la mayor información en el menor tiempo posible.

4. Indecisos o reservados

Es aquel que se toma todo el tiempo que él crea necesario para tomar una decisión. Son personas tímidas y desconfiadas, que necesita más información que la habitual sobre un producto.

Para su atención es preferible ir a su ritmo, repitiendo las bondades del producto desde distintos enfoques.

5. Indiferentes

Son aquellos que son apáticos, y les da lo mismo una marca que otra. Son difíciles de atender, pues no suelen mostrar atracción ni rechazo por el producto ofrecido. Son difíciles de seducir y también de fidelizar con una marca.

6. Agresivos

Es el que si no se les da la razón en todo, se irrita fácilmente, haciendo pasar a todos un mal momento. Parecen estar descontentos con todo y con todos, por lo que se debe ser muy cuidadoso al atenderlo. Para satisfacerlo, se deben emplear todos los recursos persuasivos de que se dispone.

clientes de una tienda

7. Negociadores

Es un cliente que tratará de negociar la compra de cualquier forma. Desde el principio, hasta el final de la operación, tratará de conseguir algo extra en la compra del producto.

Un descuento, un regalo por la compra, o algo “extra” para sentirse satisfechos. Si se les puede ofrecer algún extra, se retirarán conformes. Por supuesto que siempre piden algo que es imposible, pero también están dispuestos a negociar.

8. Entendidos

Son aquellos que dicen conocer todos los pormenores del producto, y también los de la marca. Tratarán de manejar la situación siendo él quien maneje la conversación.

Son personas que se sienten en superioridad, y no aceptan los consejos del vendedor, porque creen que ellos saben más. Para atenderlos, se debe saber escuchar, mostrar interés a sus palabras, y mantener la calma y la serenidad.

9. Metódicos

Son aquellos que suelen hacer muchas preguntas acerca del producto. Generalmente, no muestran interés de comprar, sino simplemente parecen buscar asesoramiento, como para decidir después.

Para atender a este tipo de clientes, es esencial mostrar calma, explicar los beneficios del producto en forma concisa pero completa. Sin tratar de exagerar las virtudes del artículo, porque muchas veces los conocen bien, y se hacen los distraídos.

Son clientes que, como los indecisos, les cuesta mucho decidir por uno u otro artículo. Ante cualquier error del vendedor, dejarán la compra para otro momento.

Existen múltiples tipos de clientes, cada uno con sus características. Es importante tratar de reconocer el tipo de cliente, antes de enfrentar la venta. Una simple y amena conversación puede servir para detectarlo. Y así, manejar la operación de la mejor forma posible y conquistar un nuevo cliente satisfecho. Es bien sabido que todos tienen algo en común, disfruta de la buena atención.

¡Compartir es demostrar interés!

¿Qué te pareció la nota? Por favor, dejanos tu calificación.

Sé el primero en dejar un comentario

Queremos saber tu opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Suscribirse al newsletter